Difundiremos nuestros recursos en FITUR 2020: Carrizosa, cruce de ríos y culturas

Nuestra singular localidad se sitúa en el corazón del Campo de Montiel y en el Alto Guadiana Mancha, rebosante de naturaleza, y fue promocionada 

Madrid, 15-1-2020. Nuestro municipio difundirá sus ricos recursos naturales y turísticos en la principal feria turística del mundo, FITUR 2020, en Madrid durante los días del 22 al 26 de enero, gracias a la Asociación Alto Guadiana Mancha y a la emisora Cope Ciudad Real, quienes repartirán miles de folletos que incluyen a Carrizosa. Os adjuntamos parte de la información solicitada.

Entre otros recursos a destacar aparece Carrizosa como lo que es, una localidad serena y tranquila ubicada en el Alto Guadiana Mancha y en el corazón del Campo de Montiel ciudadrealeño. A unos 10 minutos de Villanueva de los Infantes y unos 20 minutos del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, su término municipal lo atraviesa el río Cañamares, y, por tramos, el río Azuer, lo que permite ofrecer un patrimonio natural de bella estampa.

Lo primero que llama la atención del viajero es el conjunto urbano con calles de trazado irregular, algunas tan empinadas que su tránsito hizo necesaria la construcción de escalinatas.

Carrizosa, con más de 1.200 habitantes en la actualidad y más de 1.300 años de historia, permanece inalterable al paso de los tiempos. Ya en la Edad del Hierro hubo habitantes en sus cercanías, como atestiguan varios restos arqueológicos hallados, consistentes en recipientes de cerámica con bandas horizontales trazadas con pigmento de óxido y titanio, restos de varios cuerpos incinerados y pequeños objetos de metal. 

Durante las primeras décadas del siglo VIII, la invasión árabe llegó hasta el Campo de Montiel, en concreto a un lugar cercano a Carrizosa, donde construirían una pequeña fortaleza y sentarían un pequeño núcleo de población (aprovechando la elevación del terreno y la cercanía del río). Los árabes fundan la primera Carrizosa. 

Alrededor del año 1186 la Orden Militar de Santiago consigue conquistar el castillo y someter por la fuerza a la población. Don Álvaro Núñez de Lara, al tiempo que consigue Alhambra y amplía sus dominios, se hace cargo también de Carrizosa y emprende las medidas oportunas para comenzar una repoblación.

En el año 1387 Carrizosa logró su propia encomienda y concejo, y aunque seguía siendo aldea de Alhambra, en el año 1590 logró declararse independiente. 

Patrimonio natural

Su proximidad al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera hace de Carrizosa un espacio único, cuyo término municipal lo atraviesan el río Azuer, y, sobre todo, a lo largo de 2 kilómetros, su emblemático río Cañamares, afluentes ambos del Guadiana.

Destacar su Arroyo de los Toriles. Caída de agua sólo visible en años lluviosos. Paisaje primitivo con cuevas, grandes piedras y caídas de agua y fuentes que aparecen por doquier.

Patrimonio Arquitectónico

Iglesia Parroquial de Santa Catalina, situada en la plaza Mayor. Posee unos impresionantes frescos en el techo y Altar Mayor donde se representan la ascensión al cielo de Santa Catalina. En el techo, destacan las representaciones de los cuatro evangelistas acompañados de sus animales simbólicos según las visiones del profeta Ezequiel. También son de extraordinaria calidad el resto de los frescos que representan la última cena o a Jesús como pastor. Fueron pintados por Jesús Velasco Espinosa (Moral de Calatrava 1902-1998) en 1942.

Ermita Virgen del Salido. Este santuario está localizado en un bello paraje junto al cauce del Azuer, a pocos kilómetros al este del pueblo, concretamente a los pies del cerro Castellón donde se encuentran las ruinas del castillo árabe de Peñaflor de Carrizosa. Se sitúa a orillas de la finca de Jaraba. De arquitectura popular, reconstruida después de la Guerra Civil en 1968, ya consta en el mapa del Partido del Campo de Montiel de 1765. En la actualidad, es un buen lugar para el ocio, frecuentado sobretodo en la celebración de la Romería y en las fiestas de San Isidro.

Castellón de El Peñón. Lo encontramos en la carretera comarcal de Infantes a Carrizosa – Km. 40,2. Son unas ruinas de una antigua ciudadela que se hallan en lo alto de un cerro testigo. A lo largo de todo su perímetro, se observan restos de las murallas. En el interior del recinto aparecen materiales cerámicos de la Edad de Bronce y del Medievo.

Cruces, mayos, romería y fiestas de la Virgen del Salido

Las fiestas tradicionales de Carrizosa con mayor apego popular son las Cruces de Mayo y las Fiestas Patronales en Honor a la Virgen del Salido.

La fiesta de la Cruz de Mayo se celebra entre los días 30 de abril, 2, 3 y 4 de mayo. Durante la noche una rondalla de jóvenes marcha por el pueblo cantando los mayos a las damas. El día 2 se le canta a las Cruces (altares colocados en las casas) y se celebran convites. Destacan por su interés los altares del Día del Corpus, cuya festividad se celebra en junio.

Entre el 13 y el 16 de Agosto se celebran las Fiestas en Honor a la Virgen del Salido, y el viernes, sábado y domingo posteriores se celebra una Romería también dedicada a la misma Virgen. Es la fiesta más populosa; los vecinos se reúnen en la alameda del santuario de la Virgen del Salido, junto al río Azuer, donde se come, bebe y baila durante todo el día y buena parte de la noche.

Al comienzo del otoño está adquiriendo desde hace años mucha importancia la Tornaboda de Basilio y Quiteria, dentro del ciclo cultural comarcal “Campo de Montiel Abierto”, una jornada de convivencia cultural, teatral y solidaria en la localidad, que atrae a cientos de personas, y que pretende reivindicar la novela universal de Don Quijote de la  Mancha en el Campo de Montiel.

     

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.